Qué es el bucle de redireccionamiento

bucle de redireccionamiento

Al navegar en internet, sobre todo en dispositivos móviles, muy de vez en cuando el usuario se consigue con mensajes del navegador que dice que se ha alcanzado el máximo del número de re direccionamientos; lo que ocurre detrás de este mensaje es una situación resultante de un inadecuado diseño en la inteligencia de la página que debería dirigir al visitante a una web con el contenido adecuado contextual a la forma a la que ha accedido a él, en otras palabras, una página de cierto contenido debería redirigir a (por ejemplo) la versión más idónea en concordancia con el dispositivo en el que está visitando la página.

bucle de redireccionamiento
bucle de redireccionamiento

El mal diseño ocurre cuando no se toma en consideración todas las probabilidades de interfaces de dispositivos y su consecuente compatibilidad, por lo que la pagina inicial redirige a otra que debería tener el contenido adecuado; esta a su vez redirige hacia otra página que debería tener el contenido adecuado y esa otra redirige a otra o a la inicial. Cuando la redirección llega a la página inicial, se produce un bucle infinito que solo puede ser detenido deliberadamente por el usuario o por un navegador que sepa identificar este comportamiento.

En este punto podemos decir que hablamos de un bucle de redireccionamiento, siendo su definición un conjunto de redireccionamientos producido por las páginas que lo conforman. Son comunes los bucles en páginas móviles de publicidad, que suelen redireccionar hacia páginas web aliadas que a su vez devuelven al usuario al punto de partida, produciéndose el bucle; los navegadores más recientes cuentan con funciones automáticas de detección de bucles, deteniéndolos cuando se producen e indicándole al usuario que esto está ocurriendo. Normalmente el usuario logra verse en una situación en la que puede decidir volver a donde estaba antes de producirse el redireccionamiento.

Los redireccionamientos también pueden presentarse como una herramienta malintencionada para atrapar a los usuarios en páginas no deseadas, los desarrolladores pueden crear un bucle que le impida a un internauta salir de una página de publicidad (por ejemplo) al hacer una cadena de direccionamiento de un numero de webs, de forma que al volver a atrás, ésta redirección de nuevo hacia adelante. No suelen usar más de 4 o 5 paginas para hacer esta ‘trampa publicitaria’, por lo que la persona puede presionar el botón de volver múltiples veces, o simplemente puede colocar una URL diferente en la  y salir de allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.